La ecografía pulmonar está emergiendo como una poderosa herramienta clínica en la unidad de cuidados intensivos y ruta crítica debido a su accesibilidad, no invasividad y precisión. Si bien no pretende reemplazar por completo las imágenes tradicionales, ofrece la capacidad de aumentar la toma de decisiones clínicas junto a la cama y brinda la capacidad de evaluar repetidamente a un paciente a medida que el proceso de su enfermedad evoluciona con el tiempo. Se pueden diagnosticar rápidamente una variedad de trastornos respiratorios mediante el uso de ultrasonido pulmonar, incluida la neumonía, edema pulmonar, y las causas de la insuficiencia respiratoria se pueden diferenciar mediante el uso de esta tecnología. Para utilizar de manera máxima y segura la información obtenida de la ecografía pulmonar, el operador debe poseer sólidas competencias en la adquisición e interpretación de las imágenes.